Jugos para pasar el calor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Los jugos son una buena manera de mantenernos hidratados sobre todo porque al mismo tiempo estamos integrando varios nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Beneficios de los jugos

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras. Esto sería alrededor de cinco frutas diarias, algo que, de hecho, menos del 5% de la población cumple. “Las frutas tienen antioxidantes, no aportan grasa, son altas en vitaminas y minerales y generan sensación de saciedad. Tienen muchos beneficios y es ideal consumir distintos tipos, ya que no hay una mejor que otra, sino que tienen diferente composición y nutrientes”, apunta Alexia Guazzone, nutricionista.

Los jugos tienen una función detoxificante, procesar distintas frutas y verduras para lograr jugos que limpien y purifiquen el organismo de tóxicos.

Recetas de jugos y sus beneficios

  • Jugo verde con apio, pepino, limón, jengibre rallado, espinaca, manzana y perejil, pleno de vitaminas y minerales es óptimo para regularizar el tránsito intestinal y brindar energía.
  • Arándanos, frutos rojos, limón y leche de soja, con propiedades antioxidantes y protector de las vías urinarias.
  • Espinaca, manzana, apio y limón, ideal para aportar fibra al organismo.

Los especialistas recomiendan tomarlos por la mañana, sobre todo si no se está acostumbrado a consumir alimentos crudos, ya que por la tarde el sistema digestivo se va ralentizando y puede demorar un poco más su proceso (en tanto en las primeras horas del día los intestinos están más limpios y pueden absorber al máximo los nutrientes). En este sentido, también es una buena recomendación tomarlos alejados de las comidas, para facilitar la digestión y eliminación de toxinas. Y aunque se pueden beber a temperatura ambiente o con un par de hielos, lo vital es hacerlo inmediatamente después de su elaboración, para que no pierdan sus propiedades. Pero eso sí, complementarlos luego con una alimentación sana y regular.

Los jugos y licuados pueden realizarse de distintas formas en pos de obtener más nutrientes. En general, se entiende que los licuados y los smoothies conservan mejor la fibra, en tanto los jugos la separan en el proceso.

La técnica del prensado en frío (a diferencia del centrifugado con calor de las licuadoras) es una gran aliada con cada vez más adeptos.

Para todos los casos, sin embargo, una recomendación: que el único azúcar sea el de la fruta elegida. “La fruta ya es alta en azúcar, y cuando se procesa, es más fácil de absorber por el torrente sanguíneo, lo que eleva la glucemia”, explica Guazzone. Y, claro, al elegir los ingredientes, nada mejor que priorizar aquellos de estación. La naturaleza es sabia y nos brinda lo que necesitamos con timing perfecto a cada momento del año.

FUENTE: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *