5 propiedades de la palta para la salud de tu piel

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Considerada como uno de los alimentos más completos de la tierra, sus beneficios, ya sean para la piel o el cabello, están directamente relacionados con sus componentes.

La palta o aguacate incluye una amplia variedad de nutrientes: Ácido fólico, fibra, luteína, potasio, hierro, fósforo, magnesio y, el verdadero secreto, doce de las trece vitaminas diferentes que existen, con un alto contenido de los complejos B y E son algunos de sus componentes.

Beneficios de la palta para la piel

  1. Es antioxidante: su alto contenido en vitaminas A, B6, C y E convierten a la palta en un gran aliado contra las arrugas.  La vitamina E es un potente antioxidante capaz de desacelerar el proceso de envejecimiento y disminuir los efectos dañinos de la exposición al sol.
  2. Es hidratante: “el aceite de palta es un aceite espeso, penetrante, que se absorbe muy rápidamente ya que se parece en su composición al sebo de la piel. Contiene ácidos poli insaturados (omega 3) que son necesarios para mantener la membrana plasmática de las células sana y reforzada, promoviendo la conservación de los niveles de hidratación. A su vez estos ácidos restauran la función de barrera de la epidermis y la inmunidad de la piel”, explica Brenda Fontana, Store Manager de Kiehl´s Alto Palermo. La palta también contribuye en gran medida a suavizar la piel. Por eso es ideal para las que son secas y están maltratadas por el sol.
  3. Ayuda a tener el pelo sedoso y brillante: por sus vitaminas y poder antioxidante, permite una profunda hidratación del cuero cabelludo y otorga luminosidad al cabello. También lo protege y repara la fibra capital, de modo que evita su caída.
  4. Actúa como bálsamo para la piel: además de su poder hidratante y suavizante, la palta es un gran regenerante y cicatrizante. “La vitamina A que contiene es útil en el tratamiento del acné, la psoriasis y los efectos de la exposición solar como manchas y quemaduras. Por su parte, la vitamina C estimula la tersura y luminosidad del rostro”, asegura la Dra. María Rolandi Ortiz, Directora del centro de estética Ro Medical Art.
  5. Fortalece las uñas: aplicada en las cutículas puede fortalecer el crecimiento de uñas fuertes y sanas. Y, en las manos, las vitaminas A y B, las mantienen suaves y tersas.

¿Conocías estas propiedades de la palta? Dejanos tus comentarios.

FUENTE: OHLALA

Cómo acelerar el metabolismo para bajar de peso

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Conocer cómo funciona nuestro metabolismo es indispensable para armar un plan de alimentación y actividad física para bajar de peso definitivamente.

Te damos 8 consejos para acelerar el metabolismo y deshacerte de los kilos demás.

¿Qué es el metabolismo basal?

El metabolismo es el gasto de energía que el organismo necesita en reposo absoluto, para realizar las funciones vitales básicas. Interviene en todos los procesos químicos que permiten mantener la vida: respiración y oxigenación de la sangre, contracción del músculo cardíaco y circulación de la sangre, funciones cerebrales, mantener el ph en el estómago y el balance de electrolitos, etcétera. El organismo utiliza entre el 60 y 75% de las calorías consumidas cada día para cubrir las funciones básicas.

El metabolismo basal o gasto metabólico basal depende de la edad, sexo, altura, peso, contextura física, y por supuesto de la genética. Tiene relación directa con la cantidad de masa muscular del individuo. Por este motivo, los hombres, que tienen un mayor desarrollo muscular que las mujeres, tienen un metabolismo basal más elevado y necesitan consumir más calorías. El principal encargado de quemar calorías es el músculo.

¿Cómo aumentar el metabolismo basal?

  1. Ser activos, programar la semana para incluir un plan de actividad física regular que incluya ejercicios de resistencia, para aumentar la masa muscular, combinado con ejercicios aeróbicos.
  2. Evitar las dietas restrictivas: cuando un individuo realiza dietas con muy pocas calorías (menos de 800 cal/ día), hace que el organismo funcione en “modo ahorro” y de esta manera, reduce el metabolismo basal. Una vez finalizada o abandonada una dieta restrictiva, será muy difícil mantener el nuevo peso logrado. Es preferible un descenso gradual del peso con planes alimentarios acordes.
  3. Descansar al menos 7-8 horas. Al mantener un buen descanso, el organismo utiliza durante el día la energía de manera eficiente.
  4. Comer alimentos ricos en calcio, no solo cuida los huesos y dientes, además este mineral interviene en los procesos metabólicos que permiten mantener un adecuado gasto metabólico en reposo. Si bien los principales alimentos son los lácteos descremados, se pueden incorporar a través de las almendras, semillas de sésamo, tofu, espinacas, brócoli, sardinas, etcétera.
  5. Elegir comidas con picante: los alimentos picantes son ricos en capsaicina, un alcaloide termogénico, es decir, incrementa la temperatura corporal transitoriamente. A su vez, favorecen la oxidación de las grasas y carbohidratos. Se encuentran en pickles, pimientos picantes, chiles, jalapeños.
  6. Detectar mediante una revisión clínica y análisis de sangre alguna disminución en la producción de hormonas tiroideas que tienen un impacto muy importante en el metabolismo o bien alteraciones hepáticas.
  7. Mantener una adecuada hidratación. Si el organismo percibe un leve cuadro de deshidratación, puede reducir el metabolismo basal. Se sugiere tomar 8 vasos de agua al día, o infusiones, jugos, e incorporar suficiente cantidad de frutas y verduras.
  8. Temperatura corporal: se recomienda no elevar demasiado la temperatura del ambiente con la calefacción, cuando hace frío, dado que se pierde la posibilidad de adaptación natural del organismo a los cambios de temperatura ambiental. Es una manera fisiológica del cuerpo que aumenta el metabolismo mediante un mayor gasto de calorías.

La mejor combinación para perder peso es moderar la cantidad que comemos, hacer una buena selección de alimentos y moverse más.

El foco debe estar en mejorar los hábitos y ser lo más activo posible en todas las edades, especialmente luego de los 35 años, cuando naturalmente comienza el proceso de sarcopenia o pérdida de masa muscular.

FUENTE: La Nación

Comer más frutas y verduras puede mejorar tu humor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Una investigación de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda comprobó las ventajas psicológicas de incorporar más frutas y verduras a la alimentación diaria.

El Departamento de Psicología de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda llegó a esta conclusión después de haber experimentado con 171 estudiantes de entre 18 y 25 años. Los dividieron en tres grupos, uno siguió sus hábitos habituales, otro recibió dos porciones de frutas y vegetales frescos por día (zanahorias, kiwis, manzanas y naranjas), mientras el tercero obtuvo vouchers y mensajes de texto que recordaban consumir más de estos alimentos.

Al principio del estudio y al final, les hicieron tests psicológicos a cada uno de los participantes para medir su humor, vitalidad, motivación, depresión y ansiedad, entre otros factores de bienestar. Los únicos que mostraron mejoras fueron los que tenían las porciones de verduras y frutas a mano , quienes probaron sentirse con más energía y ganas a los 14 días de empezar.

¡A comer más frutas y verduras!

FUENTE: La Nación

comida saludable

5 pasos para limpiar el organismo y desintoxicarse

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Los malos hábitos alimenticios pueden llevar a un mal funcionamiento de nuestro organismo, te contamos cuáles son los 5 pasos que tenés que seguir para limpiar tu cuerpo de toxinas y empezar a cuidarte de otra forma.

  1. La mejor manera para empezar a limpiar el organismo es a través de la hidratación que se puede hacer mediante la toma de agua (2 litros o más diarios), infusiones o la ingesta de frutas y verduras. Obligate a tomar agua cada 3 horas, por ejemplo, y reemplazá los snacks por frutas. Un pequeño cambio en tu dieta diaria puede lograr grandes resultados.
  2. El cuerpo necesita 3 – 4 días para deshacerse del exceso de proteínas de origen animal si sos de comer mucho pescados, mariscos, carnes, lácteos y fiambres. Podés dejar descansar tu cuerpo y comer menos carnes y vas a notar la diferencia.
  3. Para un correcto funcionamiento del sistema digestivo y urinario y para desintoxicar el organismo hace falta orinar varias veces al día e ir de cuerpo al menos una vez por día. Disminuir el consumo de sal y aumentar el consumo de fibras hará que tus sistemas digestivos y urinarios funcionen correctamente y además pierdas un poco de hinchazón.
  4. Caminar, aunque parezca un ejercicio inútil, es de lo más estimulante. Cuando damos un paseo a un ritmo potente, notamos que se activa la circulación de todo el cuerpo. Esto moviliza todos los depósitos de líquidos y porquerías que tenemos por ahí, y esto ayuda a eliminar. Camina bien deprisa todos los días durante una hora.
  5. Prepárate un menú. No dejes tus comidas a la improvisación. No debe faltar en tu plato: una pequeña cantidad de hidratos de carbono (arroz, pasta, pan, papa o legumbres mejor integrales); una pequeña porción de proteína animal o proteína vegetal en caso de ser vegetariano; y para completar, una ración de verduras cocidas o crudas (la segunda opción es mucho mejor).

¿Qué vas a hacer para sentirte mejor?

FUENTE: Zona Natural

Importante: Alimentacionconsciente.co no da consejos médicos ni receta el uso de alimentos en reemplazo a la visita a un profesional. Alimentacionconsciente.co no se hace responsable de las consecuencias que pueda llegar a tener la utilización de esta información sin consultar a un profesional de la salud. Ante cualquier duda, consultar a su médico de cabecera.

Batidos ideales para corredores

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Estos batidos para corredores aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, nutrientes esenciales para recuperarte después del ejercicio.

Limonada

Ingredientes para medio litro:

  • limón
  • agua
  • jengibre
  • menta
  • semillas de salvia
  • edulcorante
  1. Hervir agua con menta fresca y rodajas de jengibre durante 2 minutos.
  2. Enfriar y colar.
  3. Exprimir un limón y agregar.
  4. Picar menta fresca.
  5. Añadir edulcorante y hielo.

Jugo de cereza y arándanos

Ingredientes

  • cerezas
  • arándanos
  • jengibre
  • agua
  • edulcorante
  1. Hervir una taza de agua con trozos de jengibre, enfriar y retirar el jengibre.
  2. En una licuadora, mezclar arándanos y cerezas sin semillas.
  3. Añadir hielo, agua y edulcorante.

FUENTE: Clarín

Nutrientes necesarios para tener una piel bella y sana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Más allá de tu genética y del estilo de vida que lleves, tu alimentación es un factor esencial a tener en cuenta si buscas tener una piel bella y sana.

Comer bien no sólo te ayudará a verte mejor, sino que también evitará que padezcas afecciones dermatológicas tales como el acné y la inflamación. Al mismo tiempo, minimizará la aparición de arrugas.

Vitaminas A, C y E

La vitamina A es fundamental para reparar y mantener la salud de la piel. Las vitaminas E y C, son poderosos antioxidantes. La vitamina C también ayuda a sintetizar el colágeno, proteína fundamental para mantener tu piel bella.

La vitamina E también ayuda a combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Estos son producto de la contaminación, el tabaquismo, los alimentos procesados y la exposición al sol.

La vitamina A se encuentra presente en los espárragos, los duraznos, la espinaca, los huevos, los camotes (batatas) y los pimientos rojos.

Puedes encontrar la vitamina C en el brócoli, los repollitos de bruselas, las uvas, las frambuesas, los pimientos rojos y verdes, la albahaca y los cítricos.

Algunos alimentos con altos contenidos de vitamina E son las almendras, los huevos, las nueces, el aguacate, los espárragos, las semillas de girasol, la espinaca, la avena y las aceitunas.

Omega 3

Estos ácidos grasos esenciales ayudan a reparar la piel, y mantenerla humectada y flexible. Es por eso que son buenos para curar inflamaciones tales como los eccemas.

Como el cuerpo no produce estos ácidos grasos por sí mismo, es fundamental que los incorpores en tu dieta a través de las nueces, y las semillas de chía y lino.

Selenio

Las poderosas propiedades antioxidantes de este mineral, ayudan a mantener la firmeza y la elasticidad de la piel.

El selenio te ayudará a prevenir el acné, favorecerá la absorción de vitamina E y exacerbará su poder antioxidante.

Puedes consumirla en las nueces, en el germen de trigo, la cebolla, los productos de salvado, y el arroz integral.

Zinc

Este mineral repara los tejidos dañados y ayuda a curar las heridas. También protege la piel del daño de los rayos ultravioleta. Si tienes acné, puede deberse a una insuficiencia de zinc.

Puedes consumirlo en las nueces pecan, las semillas de calabaza, el jengibre, las legumbres, los hongos y los productos de salvado.

FUENTE: La Bioguía

¿Qué comer y qué no para bajar el colesterol?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

No todas las grasas tienen el mismo efecto en el organismo, elegir las que no aumentan el nivel de colesterol reduce el riesgo de infartos y ACV.

El colesterol cumple funciones vitales en el organismo, como la producción de ciertas hormonas (cortisol, hormonas femeninas y masculinas), sales biliares y vitaminas. Distintas sociedades científicas recomiendan un nivel de colesterol en sangre inferior a 200 mg/dl dado que el exceso de colesterol se deposita en las arterias y favorece la formación de ateromas o placas de colesterol (arterioesclerosis). Como consecuencia y con el paso del tiempo, aumenta el riesgo de tener un infarto o ACV (accidente cerebrovascular).

El hígado es el encargado de “fabricar” el 75% del colesterol y el resto proviene de la dieta. Un cuarto de la población presenta niveles elevados de colesterol y habitualmente esta condición se asocia a un estilo de vida sedentario, un sobreconsumo de calorías y sobrepeso. Si bien durante décadas se hizo hincapié en llevar una alimentación baja en grasas, investigaciones recientes revelan que el foco debe estar en realizar una adecuada selección de las mismas y reducir el consumo de grasas trans y saturadas.

Contamos con suficiente evidencia de que las grasas insaturadas (Omega 9 y 3 especialmente) son beneficiosas para la salud y se las considera Grasas cardio-saludables.

Las grasas saludables

Las grasas monoinsaturadas, ricas en Omega 9, están principalmente en el aceite de oliva, canola, aceituna, palta, frutos secos (nueces, almendras, pistacho y maní), yema de huevo y en menor proporción en la carne de cerdo y pollo. Este grupo ayuda a reducir los niveles LDL (de colesterol malo) y aumentar el HDL (colesterol bueno) que favorece el transporte de colesterol desde las arterias hacia el hígado y de esta manera contrarresta la acción del LDL. Aquellas personas que consumen una alimentación rica en Omega 9, como la dieta mediterránea, presentan un descenso de los niveles de LDL comparado con quienes realizan una dieta occidental. Además, las grasas monoinsaturadas ayudan a reducir los niveles de presión arterial al aumentar el diámetro de las arterias (vasodilatación). Por su parte, la Vitamina E, tiene una potente acción antioxidante que protege el endotelio (capa interna de las arterias donde se forman las placas de colesterol).

El otro grupo de grasas cardio saludables son los Omega 3, presente en los pescados azules (atún, arenque, caballa, trucha, sardina, salmón, anchoa) y mariscos (pulpo, calamar, mejillones, vieiras) así como en las semillas de chía, lino, nueces y algas. Los ácidos grasos omega 3 forman parte de la membrana de las células, poseen una acción anti inflamatoria a nivel de las arterias con un efecto protector del corazón y cerebro. Además ayudan a regular los niveles de triglicéridos y colesterol y favorecen el control de la presión arterial al aumentar el calibre de las arterias.

Las grasas malas

El verdadero impacto en el nivel de colesterol está dado por un sobreconsumo de grasas trans y grasas saturadas, característico de una dieta occidental, no por la cantidad de colesterol consumida. Es posible identificar las grasas trans al leer la etiqueta nutricional. Entre los ingredientes se encuentra el aceite vegetal parcialmente hidrogenado: algunos snacks, galletitas dulces o saladas, algunas barritas, alimentos procesados listos para consumir, frituras, pizza, donuts, productos de repostería etc. Entre las grasas saturadas se encuentra la leche entera, quesos, crema, manteca y todos los alimentos que se fabrican utilizando estos ingredientes (helados, tortas, facturas, masas, galletas), los productos cárnicos como achuras, fiambre, salchichas, y cortes grasos de vaca -asado, vacío, entraña, bife de chorizo, etc -, cordero, la piel del pollo así como en el aceite de coco o de palma presentes en la fabricación de golosinas y pastelería.

Clave para cuidar las arterias

Si queremos cuidar las arterias, el primer paso es preferir las grasas cardiosaludables, mantener una alimentación rica en fibra (frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, semillas) evitar el sobrepeso y mantenerse activo al realizar 30 minutos de actividad física al día.

Fuente: La Nación

Guía de los carbohidratos saludables

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Hoy en día existen dietas que invitan a eliminar los carbohidratos de la alimentación diaria pero, ¿son realmente saludables? Te contamos todo en la siguiente nota.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Dentro del grupo de carbohidratos se encuentran el arroz, papa, choclo, batata, gaseosas, jugos, purés, dulce de batata o dulce de leche, golosinas, etc y alimentos que se destaca por su riqueza en fibras: frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, arroz integral o yamaní, la quinoa así como los lácteos descremados, fideos de trigo candeal, etc.

Los carbohidratos son la principal fuente de energía del cerebro, glóbulos rojos y músculos. El organismo mantiene una reserva de azúcar en forma de glucógeno en el hígado y los distintos músculos para ser utilizada cuando lo necesita. Además son necesarios para la producción de serotonina en el cerebro y lograr una sensación de bienestar.

Los carbohidratos saludables

Elegir una fuente de carbohidratos saludable es fundamental para mantener niveles adecuados de azúcar en sangre y favorecer un adecuado control del peso.

Hace tiempo se ha incorporado el concepto de índice glucémico (IG) para mejorar la selección de hidratos de carbono: es una medida que se utiliza para clasificar los alimentos según la velocidad con que se absorbe la glucosa en el intestino y generan un aumento en los niveles de azúcar (glucemia o nivel de glucosa) en sangre luego de ingerir una comida determinada.

Los alimentos con elevado IG (mayor a 70) como los jugos, licuados, gaseosas, golosinas, medialunas, purés, consomés, pan blanco, pasta o arroz muy cocidos generan un aumento significativo de los niveles de glucosa e insulina en sangre luego de ser ingeridos. Habría que limitar su consumo.

Por su parte los alimentos de bajo IG (menor a 55) son los más recomendados para ser incorporados dentro del plan por sus características: son ricos en fibras y brindan mayor saciedad al ser su digestión más lenta. Esto determina un aumento gradual de la glucosa en sangre y si el individuo respeta la fisiología, recién percibe la sensación de hambre dos o tres horas más tarde. Los alimentos con IG menor a 55 son: pan de centeno, pan de salvado, salvado de avena, germen de trigo, pasta de trigo candeal y arroz parboil o integral cocido al dente, arvejas, porotos, soja, lentejas, garbanzos, las frutas como el mango, banana (no madura), kiwi, naranja, manzana, pera, durazno, ciruela, cereza, todas las verduras crudas o al vapor, la papa hervida o al vapor, cocida entera con su piel, para ser consumida luego de enfriada en la heladera durante al menos dos horas. Este proceso de cocción y posterior enfriado, favorece la retracción del almidón dentro de la papa, y enlentece de este modo la digestión.

Al combinar pastas, arroz o papa con verduras se logra mayor saciedad (sentirse satisfecho) por más tiempo; por este motivo se sugiere comer un plato de verduras antes en ensalada o sopa, o bien combinarlas en el plato principal. Se recomienda comer las frutas enteras y crudas en lugar de compotas, licuados o jugos, y las verduras crudas o blanqueadas para mantener intacto el aporte de fibras y obtener además todos los minerales, vitaminas y antioxidantes.

¿Cuáles son las claves para bajar de peso consumiento carbohidratos?

Es difícil desayunar todos los días un batido proteico, o bien un huevo revuelto u omelet de claras como proponen ciertas dietas, dado que no es parte de nuestra cultura. Es aconsejable elegir la mejor fuente de carbohidratos para iniciar el día con energía, seleccionando alimentos poco procesados, o bien una fruta con un yogurt y dejar las tostadas de pan integral para la merienda. Eliminar las pastas y la papa no es el camino, sólo conduce a quererlas con más deseo. La estrategia es acompañarlas con verduras y armar un plan alimentario que se ajuste a las necesidades, costumbres, horarios y gustos del individuo. La clave es comer variado, achicar el tamaño de la porción y sumar siempre la actividad física para mantener un peso saludable.

FUENTE: La Nación.